Menu
17/09/2021

DemocraciaParticipativa.net se limita a dar publicidad como un servicio público a campañas encaminadas a defender los derechos humanos y/o a promover esfuerzos de ayuda humanitaria.  No estamos vinculados con ninguna de estas campañas, salvo en los casos en que así lo informamos expresamente.

A+ A A-

CUBA: DECRETO-LEY No. 35 – Declaración

EL DECRETO-LEY No. 35 DE LAS TELECOMUNICACIONES, LAS
TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN Y EL USO DEL ESPECTRO RADIOELÉCTRICO, en Gaceta Oficial de la República desde este martes 17 de agosto, es una normativa que va contra la libertad de expresión que encuentra en Internet una vía eficaz para potencializar su alcance con base a las características propias de la red.

La libertad de expresión en Internet facilita el desarrollo, el buen gobierno y la implementación de garantías democráticas.

Se criminaliza en ese Decreto Ley la libertad de expresión, estableciendo sanciones y penas administrativas, independientemente a que se pueden considerar las personas penalmente responsables, cuando violen algunas de las regulaciones que constituyen acciones de censura previa.

No hay equívocos, el sistema político de la isla ataca una vez más el derecho a la libertad de expresión, viola su propia Constitución que garantiza en el artículo 54 ese derecho y se mofa del artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Se conoce que donde hay crimen se trata de ocultar lo que se hace, el poder político trata de ocultar lo que sucede. en Cuba. Se conoce, además, que en un país donde casi constantemente se están creando nuevas leyes, es porque las cosas andan muy mal.

Muy lamentablemente el régimen de La Habana anda de forma constante en la búsqueda de medidas punitivas, cuando la lógica más elemental indica que lo que hay es que encontrar soluciones a los muchos y graves problemas que sufre la población cubana.

Es una verdad demostrada a través del tiempo que ninguna Ley o Decreto Ley que viole derechos naturales de las personas, comunicarse es uno de ellos, resuelve problemas; lo que hace es crear mayores dificultades que, la sociedad, impelida por la propia vida, lanza a la basura. Creemos ese es el lugar que espera al Decreto Ley 35.

Dios bendiga a Cuba y a los cubanos.

Asociación Pro Libertad de Prensa (ApLp)